Saltar al contenido
Paratermitas

Pulgas

Pulga

Las pulgas son unos parásitos que viven fuera del cuerpo, al contrario que, por ejemplo, los ácaros que viven dentro de los poros de nuestra  piel.

Como son las pulgas

Las pulgas son insectos planos, pequeños y sin alas. Su cuerpo está recubierto con unas placas duras que los protegen de sus enemigos, como por ejemplo de los dientes del perro. Estas placas no son lisas, sino que están recubiertas de unos pelos que les sirven para pegarse a las fibras y pelos. Estos pelos les sirven de garras para asirse al pelo de las mascotas y resistirse al cepillado.

Última actualización: 13/08/2019 11:17

Como se alimentan las pulgas

Su boca está adaptada para chupar la sangre de su anfitrión. Para ello, perforan la piel con dos sierras lacinia, y la epifaringe, hace de aguja hueca para permitir el paso de la sangre.

Cuando la pulga pica, la sangre viaja a través de la epifaringe hasta el interior de la pulga. Esta labor se facilita con las bombas que tiene alojadas en su boca y en el intestino.

Como salta la pulga

Las patas de la pulga están perfectamente adaptadas para saltar. El proceso es el mismo con el que la flecha sale del arco. La pulga dobla la pata, almacena energía y cuando la pulga libera el tendón, es como si se soltara la cuerda del arco y sale lanzada. Para aterrizar, unas pequeñas garras en sus patas aseguran la caída y el agarre sobre la superficie de aterrizaje.

Cómo se reproducen las pulgas

Las pulgas se reproducen de la misma manera que las mariposas. La pulga pone los huevos. Estos huevos se convierten en larvas parecidos a gusanos. Después se convierten en pupas, y finalmente una pulga adulta emerge del capullo.

Las pulgas adultas, para vivir han de comer y como solo se alimentan de sangre, si se caen del anfitrión y no comen, morirán y no podrán reproducirse. En cambio, las larvas comen células de piel y otros deshechos.

Los huevos de las pulgas eclosionan en aproximadamente 12 días si el ambiente es favorable, pues necesitan calor y humedad. En dos semanas más, esas larvas se convierten en pupas de donde emergerá en el plazo aproximado de una semana, si las condiciones son propicias. En otro caso, podrá permanecer en su capullo durante muchos meses.

El peligro de enfermedades de las pulgas.

Las pulgas son molestas. Pero además de los picotazos que causan picores y pequeñas inflamaciones, pueden transmitir la tenia “Dipylidium caninum” a quien de manera accidental las ingieran -personas-, o en la labor de acicalamiento de las mascotas.

Si una mascota o un niño, al acariciar a un animal traga accidentalmente una pulga y  está infectada con la tenia, tanto la mascota como el niño podrían contagiarse con la tenia.

En la Edad Media, la peste bubónica “la muerte negra”, mató a casi doscientos millones de personas. El transmisor de la peste es la pulga de la rata “Xenopsylla cheopis” . Y como su nombre indica, prefiere a las ratas como huésped, pero también viven en animales domésticos como perros y gatos y en personas.

Luego también está la pulga de gallina tropical echidnophaga gallinácea, que principalmente habita en aves. Y por supuesto, la pulga que gusta de vivir en cerdos y humanos Pulex irritans, la conocida como pulga humana. Esta ocasionalmente puede habitar también en perros y gatos.

Como se transmiten las pulgas en casa

Los perros y gatos están expuestos continuamente a la infestación de pulgas. Las pulgas se alimentan de nuestras mascotas, se reproducen y ponen sus huevos en la mascota.

Los huevos no tienen la capacidad de las pulgas con sus garras de sujetarse en el pelo de las mascotas, por lo que los huevos pueden caerse al suelo y ocultarse entre alfombras, sofás o cualquier esquina que sea difícil de llegar.

La transmisión de pulgas de una mascota a otra o de una mascota a los humanos, es a través del contacto. Bien con el contacto directo, o bien por estar en lugares contagiados por los animales como sus camas o su heces.

Amamos a nuestras mascotas, y en ocasiones dejamos que se suban a nuestra cama. Si el perro está contagiado por las pulgas, es improbable que nos afecten puesto que las pulgas de los perros no gustan de los humanos máxime si viven en el perro.

Sin embargo, si la mascota está contaminada y se han puesto huevos, estos sí son susceptibles de caer en la cama, ya que no tienen capacidad de agarre al pelo de estas. Si el ambiente es cálido y húmedo, eclosionaran.

Como saber si mi mascota tiene pulgas

Es importante para la salud de las mascotas y nuestra, hacer un diagnóstico de una infestación de pulgas en las mascotas.

Las heces y demás restos de las pulgas se ven como motitas negras en la piel de las mascotas. Para ello, usaremos un peine para pulgas y buscaremos en los cuartos traseros y en la cabeza del animal. Pasaremos el peine por todas las zonas de la raíz hasta la punta del pelo. Este peine especial para pulgas, arrancará de los pelos a las pulgas aunque estén adheridas por las garras.

También debemos apartar el pelo y visionar la piel de la mascota, al fin de encontrar esos puntos negros que habíamos hablado, que no son sino las heces y demás desperdicios.

Para saber si los restos que saquemos del peine de pulgas son efectivamente de ellas, limpiemos el peine en una toalla de papel y a continuación lo humedecemos. Si el color de los restos se torna en rojo, efectivamente los restos pertenecen a actividad de la pulga.

Como prevenir pulgas en casa

La mejor prevención, es el control constante de mascotas y ambientes propensos a contagiar. Las condiciones de calor y humedad son ideales para que la infestación por pulgas sea un hecho.

Cuando el ambiente no es favorable, como en ambientes domésticos limpios y secos, en invierno por ejemplo, las larvas mueren por desecación e inanición. Pero conque sobrevivan algunas de las larvas o huevos, la infestación brotará de nuevo comenzando el nuevo ciclo.

Por ello, aunque sea invierno y creamos que las condiciones no son favorables para las pulgas, no debemos de bajar la guardia. Los invierno suaves pueden provocar infestaciones de pulgas tempranas en perros y gatos que no hayan sido objeto de un tratamiento preventivo.

Las mascotas han de tratarse todos los meses del año, para que una infestación fortuita del animal no se convierta en una plaga en nuestra casa. Ello afectaría a todos los habitantes de la casa, con los consiguientes peligros de transmisión de enfermedades y otras molestias menores. Pero altamente indeseables como picazón y rojeces.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!