Saltar al contenido
Paratermitas

Termitas

Termitas

Que son las termitas

Las termitas son insectos que se alimentan de celulosa y, aunque en ocasiones se les denomina “hormigas blancas”, en realidad están más cerca de las familias de las cucarachas.

Las termitas de la madera están repartidas por todo el mundo, aunque su mayor concentración está en las selvas tropicales. La descomposición de la madera en las selvas debido a la alta humedad, es el hábitat ideal para su supervivencia.

Se han catalogado hasta el momento algo más de 2700 especies de las cuales, 270 de esas especies están catalogadas como plaga de termitas.

Tipos de termitas en España:

  • Las Termitas de la madera seca
  • La Termita subterránea
  • Termita canaria de la madera seca

Las colonias de termitas

Al igual que ocurre con las hormigas, las termitas son muy organizadas en lo que a castas se refiere y el trabajo a desarrollar.

Las castas principales de las termitas son:

  • Castas reproductivas, que a su vez se dividen en primarios y secundarios
  • Casta de soldados, estériles y de ambos sexos al igual que las obreras
  • Casta de obreras, de las mismas características que la soldados.

El numero de individuos de las tres castas no es casual, sino que está regulado, aunque no se conoce muy bien el sistema. De hecho, las ninfas eclosionan sin que haya alguna característica que las diferencie. No obstante, en caso de baja de alguna de las castas, las ninfas se desarrollan para eliminar el desequilibrio.

Bien es cierto, que algunos experimentos han llegado a la conclusión de que feromonas y hormonas son las que regulan este proceso.

La carcoma de la madera

Las termitas tienen un enorme poder destructivo cuando se alimentan de madera que afecta a cualquier tipo de construcción hecha por el hombre.

Las especies que han sido introducidas por el hombre en sus importaciones y trasiegos mercantiles, son las más peligrosas para nuestra sociedad. No están adaptadas al hábitat, y tienden a buscar un entorno favorable al lado del hombre.

Los edificios y casas de madera son el hábitat perfecto para comenzar instalándose en la estructura, para luego pasar a los muebles y otros enseres de madera. Es el principio de aquello que denominamos plaga de termitas.

Las plagas de termitas

Las plagas de termitas son quienes causan enormes destrozos. Llegando hasta el punto de que, si no se emplea un tratamiento contra la carcoma de las termitas, el daño puede ser irreparable -como le ha pasado a Juan y a su familia. Incluso para la seguridad de las personas.

En el caso de termitas subterráneas, las termitas acceden a la estructura de madera a través de la cimentación. La humedad del suelo favorece su hábitat y expansión.

Respecto de las termitas de madera seca, hacen de la madera su nido y su fuente de alimento. Dado que trabajan desde el interior, es difícil su control siendo imprescindible un control de la madera antes de la construcción.

Signos de que tenemos termitas en casa

Si la construcción es antigua, debemos de controlar la aparición de pequeños orificios que delaten su presencia para que en caso de que así sea, proceder con los métodos adecuados a detener su avance como iremos viendo. Hemos de revisar a fondo cada cierto tiempo por si vemos zonas astilladas o roídas.

Otro síntoma es la aparición de alas. Cuando las aladas llegan a construir su nuevo nido, eliminan las alas puesto que no las necesitan. Bajo la ventana, en rincones, al lado de las puertas. Si se ven alas, entonces acción inmediata.

Excrementos de termitas. Unas pequeñas bolitas de color marrón bajo una pieza de madera, indican que hay actividad ¡manos a la obra!

Métodos de colonización de las termitas

Quienes primero se emplean para la nueva fase de colonización, son las termitas obreras. Son quienes abren túneles de salida desde el nido hasta la superficie, para facilitar la salida de las termitas aladas. En esta fase, también intervienen las termitas soldado en labor de vigilancia, tanto de ataque enemigo, como para evitar la vuelta de los alados.

Para la labor de dispersión, los insectos alados aprovechan el viento para compensar su poca capacidad de volar.

Las termitas o comején, son esos pequeños insectos que pueden causar tanto daño en aquellos elementos en que está presente la madera, construcciones incluidas.

Los daños económicos y morales que causan esos pequeños bichos pueden ser, y de hecho lo son, millonarios. Se han derrumbado o se han tenido que derruir edificios enteros e incluso bloques de viviendas en su totalidad.

Este insecto, la termita, habita entre nosotros desde hace aproximadamente 250 millones de años. Y aunque se han determinado la existencia de unas 3000 especies en el mundo, casi con toda probabilidad existan otras muchas que viven de manera subterránea y que nos son desconocidas.

Las termitas reina

Son quienes controlan a la colonia y quienes tienen como labor la puesta de huevos. El abdomen de la termita reina se va agrandando con el paso de los años, hasta que llega a convertirse en una verdadera máquina de poner huevos.

A partir de entre tres y cinco años, la reina termita pondrá un huevo cada tres segundos. Lo que, dado que su vida ronda los 20 años, significan más de doscientos millones de huevos.

Las termitas obreras

Las responsables de la recolección de alimentos para la colonia son las termitas obreras. Pero su papel va más allá. También son las responsables de la construcción de tubos de lodo, por el que se desplazan lejos de la luz y de los mismos nidos.

Su alimento es la celulosa, un componente esencial de la madera. Pero también es un componente de sus derivados como el papel, cartones, yeso, papel pintado, ropa, alfombras, ropa, por ejemplo.

Este papel que desempeñan es esencial en el ámbito natural, puesto que se ocupan de transformar elementos muertos y en descomposición. Lo malo es cuando las circunstancias las llevan a tener como fuente de alimento nuestras casas. Todo aquello que contiene celulosa es su fuente de alimentación.

Las termitas obreras se distinguen de las otras por su tamaño y color. Son de color pálido o blanco y de mayor tamaño. Sus cabezas son redondeadas como sus cuerpos y sus antenas son rectas.

Las comején aladas que forman parte de esta casta son, al igual que el rey y la reina, reproductivas. Pero esta función, solo la ponen en práctica después del vuelo nupcial del enjambre que las lleva fuera del nido.

A partir del tercer año, algunas ninfas se convierten en termitas adultas aladas (alados). Son quienes, a través de los agujeros hechos al exterior desde los nidos, salen en busca de un lugar adecuado para crear un nuevo nido.

Entonces es cuando comienza el nuevo ciclo: hacen su puesta de huevos, se convierten en rey y reina…y así hasta el próximo vuelo de las aladas entre tres y cinco años después.

Las termitas soldado

Las termitas soldado tienen en la colonia la función de protegerla. Esta casta de termitas soldado defiende la colonia del ataque exterior e incluso, tienen la función de evitar la vuelta de alguna “alada” del enjambre una vez que ha salido del nido.

Ante un ataque exterior, las termitas soldado se apresuran a taponar cualquier daño del nido o de los túneles de lodo que utilizan para su desplazamiento hacia nuevas fuentes de alimento.

La diferencia a simple vista es fácil. Las termitas soldado son de mayor tamaño que el promedio. Sus cabezas son más oscuras, e incluso de un color diferente al de sus cuerpos. Y sus armas son unas sobresalientes mandíbulas.

Esta casta de termitas han de ser alimentadas por las obreras, por lo que no son las responsables directas del daño. Su papel es defensivo, pero si se ven cuando por algún motivo salen del nido o por los alrededores, pueden ser indicativo de un ataque de termitas.

Entonces, es el momento de primero hacer un control de las termitas y si acaso, pensar en como eliminar las termitas antes que el daño se haga visible e irreparable.

Las nuevas colonias suelen formarse por la dispersión de termitas con alas, que se agrupan en las zonas que van a colonizar. Las condiciones atmosféricas son favorables si el índice de humedad es alto y buena temperatura. Otros factores que condicionan son los estacionales.

Las fases de una nueva colonia podrían ser las siguientes:

  1. Las termitas trabajadoras hacen los túneles de salida
  2. Las  soldado, vigilan la entrada e impiden la vuelta de los alados.
  3. Las aladas salen por los túneles atraídas por la luz
  4. Vuelan varios cientos de metros o hasta donde les lleve el viento
  5. Poco después del aterrizaje, pierden las alas
  6. Tras un breve cortejo, la pareja busca un lugar adecuado para crear el nido
  7. Una vez creado, llega la copulación de quienes serán rey y reina del nido
  8. Después de la cópula llega la primera remesa de huevos (pocos)
  9. Durante un período de cinco años, la reina va aumentando su puesta de huevos
  10. Después, la reina puede llegar a poner hasta 36.000 huevos/día durante años

Que comen las termitas

Las termitas se alimentan principalmente de celulosa que proviene principalmente de madera. Aunque otras fuentes pueden ser:

  • Hierbas y hojas
  • Estiércol de animales
  • Materiales con base vegetal como cartones y/o papel
  • Humus (materia orgánica que resulta de la descomposición de sustancias vegetales y animales como el estiércol y boñigas)

Pero una vez que se introducen en nuestra casa, no hay mueble ni elemento de madera que esté libre de su ataque:

  • Los suelos de madera y tarimas de madera natural
  • Las puertas y guarniciones
  • Muebles de madera
  • Cajas y otros elementos de cartón
  • Libros, periódicos y todos los elementos de papel
  • Alfombras y moquetas

Si nuestra residencia es una casa o chalé, hemos de tener sumo cuidado.  Además de con todos aquellos elementos como los que hemos señalado, con aquellos  que estén almacenados en garajes o sótanos. Son aún más vulnerables.

Como se comunican las termitas

Entre las distintas casta e individuos de una colonia, la información es clave para la organización y supervivencia: alarmas, rastros a seguir, fuente de alimentos, y otros actos como el emparejamiento entre reproductores. Toda esta comunicación viene a través de señales químicas, visuales y contacto físico.

Las señales visuales son empleadas en el exterior, puesto que en el interior del nido la luz brilla por su ausencia. Las señales químicas provienen por el olor que las feromonas que excreta la glándula esternal al arrastrar la termita su abdomen por el suelo. Las materias fecales también son empleadas como señales de dirección principalmente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!